Publicado el: 04-07-2018

EL ROSA GALISTEO, EL MOLINO Y LA REDONDA FUERON DISTINGUIDOS COMO ESPACIOS ACCESIBLES

Estos espacios públicos se suman a otros organismos de la cartera de Cultura que cumplieron con los objetivos del “Programa Directrices de Accesibilidad”. Incluyeron mejoras arquitectónicas, de comunicación y seguridad, entre otras.
Marcela Papini, Lorena Olmedo y Analía Solomonoff reciben la distinción en reconocimiento de los objetivos del Programa Directrices de Accesibilidad.
En un acto realizado este mediodía en instalaciones del Museo Rosa Galisteo de Rodríguez, se otorgaron tres distinciones a organismos dependientes del ministerio de Innovación y Cultura: “El Molino Fábrica Cultural”, “La Redonda, Arte y Vida Cotidiana” y el Museo Rosa Galisteo. Este reconocimiento demuestra que la cartera cultural continúa avanzando en las políticas de accesibilidad en sus espacios culturales.

El Distintivo de Calidad se otorga en el marco del Programa "Directrices de Accesibilidad en alojamientos y Servicios Turísticos" impulsado por el Ministerio de Turismo de la Nación y el Servicio Nacional de Rehabilitación, junto con la Secretaría de Turismo de la Provincia de Santa Fe y la Subsecretaría de Inclusión para personas con discapacidad. Los organismos atendieron a las obras y modificaciones en cuanto a arquitectura, comunicación, seguridad, entre otros ejes, para brindar accesibilidad a personas con discapacidad y/o movilidad reducida.

El evento contó con la presencia de la ministra de Innovación y Cultura, “Chiqui González”; el secretario de Turismo de la Provincia de Santa Fe, Martín Bulos; y el representante de la Agencia Nacional de Discapacidad, Matías Lázzaro. También estuvieron presentes la subsecretaria de Espacios Culturales, Huaira Basaber; la directora del Museo Rosa Galisteo, Analía Solomonoff; representantes de otras entidades públicas y privadas que también recibieron distinciones y público presente.

La ministra expresó que “La accesibilidad es una metáfora de todas las accesibilidades. Accesibilidad es una palabra extraordinaria y poderosa: tiene que ver con lo virtual, el cuerpo, lo móvil, la participación del ciudadano, el viaje. Si al viaje le ponemos obstáculos, ese viaje de vivir se dificulta. La accesibilidad es una política pública. Que hoy se distinga a La Redonda, El Molino y el Rosa Galisteo es muy emocionante, son espacios donde el ciudadano es el protagonista”

La funcionaria finalizó agradeciendo “a las y los presentes, autoridades y premiados, a quienes les ponen diariamente el cuerpo para que todos los cuerpos puedan avanzar de muchísimas maneras”.

Accesibilidad y espacio público
Esta distinción materializa una política pública cultural del ministerio de Innovación y Cultura, la cual constituye un hacer y un pensar cotidiano. Los equipos de trabajo y coordinación generan accesibilidad en cada una de las iniciativas, dispositivos, espacios y muestras que se proyectan para la ciudadanía, remarcando que no se piensa en una acción arquitectónica o patrimonial, sino de garantizar derechos.

Cada uno de los espacios culturales diagnosticó las necesidades inherentes. En líneas generales, las principales directrices que se implementaron coincidieron en los tres espacios a saber: construcción y/o adecuación de rampas de acceso; incorporación de señalética Braille y/o visual accesible; instalación de sistemas de alarma sonora y lumínica; mejoras de la accesibilidad en los baños (aumentando la zona de transferencia, incorporando barrales fijos y rebatibles en las paredes y puertas, cambiadores, percheros, espejos, accesorios y timbres de emergencia en altura reglamentaria).

En El Molino y La Redonda se señalizaron las superficies vidriadas a la altura de la vista y se diseñó
un plan de evacuación atendiendo a las necesidades de las personas con discapacidad, capacitando al personal de planta y al personal policial y exponiéndolo a la vista en cada piso. En El Molino además se incorporaron planos en relieve para el reconocimiento táctil y la comprensión general del espacio en cada piso.

En el Museo Rosa Galisteo se implementó una dársena de estacionamiento exclusivo para personas con discapacidad; se repararon las veredas, se reacondicionó la rampa salvacordón y se editó material didáctico en Braille. Las obras de refacción arquitectónica se llevaron adelante la Dirección Provincial de Arquitectura e Ingeniería de la Provincia (DIPAI) y fueron supervisadas por el Área de Patrimonio de la Provincia con el fin de resguardar y conservar las arquitectura y el estilo, compatibilizando con las normativas para brindar accesibilidad.

Cabe mencionar que Plataforma Lavardén y Cine El Cairo -espacios dependientes del Ministerio de Innovación y Cultura- ya habían obtenido su distinción cumpliendo con los objetivos del “Programa Directrices de Accesibilidad”.

Distinción de calidad
El programa "Directrices de Accesibilidad en alojamientos y Servicios Turísticos" propone accesibilizar todos los espacios (ingresos, recorridos, baños) teniendo en cuenta las necesidades de las personas con discapacidad y/o movilidad reducida. Las directrices son pautas voluntarias de acción que, bajo la forma de recomendaciones y especificaciones técnicas extraídas de la experiencia y de los avances tecnológicos y científicos, se adaptan a múltiples realidades. El programa se desarrolla en etapas que incluyen relevamiento y evaluación de los espacios, asistencia técnica, seguimiento técnico, talleres de capacitación para el personal y evaluación final. Tras la corroboración del cumplimiento de los objetivos se hace entrega de una placa de distinción como espacio accesible.