Publicado el: 23-11-2015

CHIQUI GONZÁLEZ ENTREGÓ EL PREMIO DE LA GENTE Y EL PREMIO JUAN ÁLVAREZ

En un sencillo y cálido encuentro, la ministra de Innovación y Cultura, Chiqui González recibió en su despacho al artista Santiago Marcelo Moreyra y al escritor santafesino Hipólito Bolcatto, ganadores de los premios De la Gente y Provincial de Ensayo respectivamente.

Estuvieron presentes también el secretario de Producciones, Industrias y Servicios Culturales, Pedro Cantini, y el secretario de Programación Sociocultural y Educativa, Alejandro Tejeda.

En la oportunidad, los galardonados recibieron, además del premio, libros editados por la cartera cultural a través de Espacio Santafesino y cuya temática se vinculaba directamente con las obras ganadoras.

Las obras premiadas fueron "Fiesta en el Satori! L'amour fou" de la sección dibujo de la 92º edición del Salón de Mayo y “Pintar el cuerpo”, ganadora del premio Premio Provincial de Ensayo “Juan Álvarez” en la categoría obra editada.

PREMIO DE LA GENTE
Se trata de la obra más votada por el público en el marco de la 92º edición del Salón de Mayo del Museo Provincial de Bellas Artes “Rosa Galisteo de Rodríguez”, donde participaron más de 50 obras de las secciones de Grabado, Dibujo y Escultura, provenientes de diferentes puntos del país como Buenos Aires, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, CABA, Chaco. Un total de 2546 personas participaron con su voto a través del sitio web del museo.
El resultado arrojó como ganador, con 753 votos, a Santiago Marcelo Moreyra, oriundo de Paraná, por su obra "Fiesta en el Satori! L'amour fou" de la sección dibujo.

PREMIO JUAN ÁLVAREZ
El escritor santafesino Hipólito Bolcatto ganó el galardón por su obra “Pintar el cuerpo”, en la categoría obra editada.
El jurado estuvo integrado por la Mg. Nora Avaro, la Mg. Analía Gerbaudo y el Dr. Darío Barriera. En sus argumentos, el jurado consideró que la obra ganadora de Hipólito Bolcatto “constituye un aporte a la difusión de registros pictóricos y fotográficos sobre diferentes pueblos originarios, básicamente del actual territorio argentino, organizados en función de clasificaciones étnicas que el autor ha considerado válidas alrededor de un tema cuyo interés universal y científico es indudable: la cuestión de la pintura del propio cuerpo. El autor jalona la presentación de su selección de imágenes con citas provenientes de diferentes autores que le permiten acompañarlas con interpretaciones sobre mitos, costumbres, leyendas, prácticas guerreras y religiosas, en suma, culturales. El diseño y la impresión son sobrios y el soporte elegido (un papel ilustración brillante de gramaje ligero) contribuye a subrayar la belleza de muchas de las fotografías que fueron recuperadas en mejor calidad”.