Inicio > Exposiciones > Actuales

FAMILIA DE ARTISTAS. HACIA EL CENTENARIO

En las salas “Martín Rodríguez Galisteo” se exhibe “Familia de artistas. Hacia el centenario”, una muestra patrimonial en ocasión de los 90 años de vida institucional de la Asociación de Artistas Plásticos Santafesinos (AAPS), con curaduría e investigación del crítico de arte y académico J.M. Taverna Irigoyen.

Una familia suma miembros y generaciones. Tiempos y memorias. Es el espacio cronotemporal en que se suceden diversidad de decisiones y actitudes. También de crecimientos. Una familia marca lenguajes que configuran o contribuyen a configurar rumbos y sentimientos.
Desde su fundación en 1927, la Asociación de Artistas Plásticos Santafesinos (AAPS) es, por sobre una historia de crecimientos múltiples, ejemplo de unidad y proyección. Toda institución responde a los cimientos que soportan el edificio. Y en el área cultural, este aserto se cumple en razón de estar sustentada por compartir un ideal y la lucha por la defensa de los derechos de los artistas, como trabajadores sociales.
Mirar hacia atrás es siempre necesario para comprender el presente y estructurar el futuro. Mirar hacia atrás no equivale sólo a memoria, sino también a ejemplo. Mirar hacia atrás es reafirmar las tradiciones y el peso celebratorio que las mismas conllevan. Mirar hacia atrás es una imposición de conciencia para entender más plenamente en qué lucha se está trabajando, bajo qué principios, en respuesta a qué prioridades y con qué objetivos finales.
La naturaleza de una institución como la AAPS está cifrada, por tanto, en un credo de unión participativa. A través del arte, por y para el arte, crecer juntos, madurar en la acción, promover el ejemplo de la lucha. Es así como, por sobre posibles argumentos críticos -que siempre los hay y a los cuales se puede responder con la nobleza de la verdad- AAPS llega hoy a este importante hito de sus noventa años de existencia. Único ejemplo en el país, de organismo independiente nucleado en torno a las artes visuales y sus cultores, que haya alcanzado tal margen de supervivencia. De vida activa, de pronunciamientos permanentes, de desarrollo de actividades sin discriminaciones, de presencia en el medio, la región y el país.
Más allá de esfuerzos, de tesón, de fervor, es necesaria una permanente renovación de estímulos y precisiones, de convocatorias y desafíos, para que el entusiasmo no decaiga, para que los intereses personales no conduzcan a la confrontación estéril, para que la institución, no sólo permanezca, sino madure en sus postulados de acción.
En esta marcha activa hacia su centenario, es lo que ha logrado la familia de plásticos santafesinos y es lo que provoca su permanente renovación de fe. Esta muestra intenta consolidar el ayer en un presente promisorio. Los protagonistas están en la continuidad de los días. Están en la afirmación de principios, en acuerdos, en nuevos marcos de interpretación, para que institucionalmente la madurez no engrille ni retarde las renovaciones necesarias.


J.M. TAVERNA IRIGOYEN
Investigador curatorial

J.M. Taverna Irigoyen es crítico e historiador del arte y cuenta con una vasta labor como curador independiente y promotor cultural, presidiendo fundaciones y ocupando cargos en el área.
Académico de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes, dirigió las Fundaciones Trabucco y Péccora e integró el Consejo de Administración de la Fundación Klemm. Fundó y dirigió el Centro Transdisciplinario de Investigaciones de Estética, de Santa Fe. Presidió la Academia Nacional de Bellas Artes entre los años 2007 y 2009. Es miembro honorario de la Asociación de Artistas Plásticos Santafesinos.
Publicó más de 30 libros de arte, estética e historia del arte argentino, colaborando en publicaciones de la disciplina en el país y el extranjero.