Inicio > Exposiciones > Pasadas

FERNANDO ESPINO

Muestra Homenaje


El jueves 12 de abril a las 20:30hs , en el Complejo de Salas "Martín Rodríguez Galisteo" del MPBA "Rosa Galisteo de Rodríguez", tendrá lugar la inauguración de la muestra Homenaje al Fernando Espino Gracias Maestro.

LA MUESTRA
Esta exhibición se presentó oportunamente en las Salas Federales del CFI en el marco del ciclo Gracias Maestro, con la curaduría de Osvaldo Mastremauro.Se trata de una excelente oportunidad para aproximarse a la obra de este notable artista rosarino, quien además fuera miembro de esta institución por más de diez años y falleció en 1991.


FERNADO ESPINO
Por Osvaldo Mastromauro

Entrar en el mundo de Fernando Espino no es sencillo. Estamos hablando de un creador de particular lenguaje, que reconoce orígenes e influencias en Torres García y Gambartes, pero que alcanza rápidamente su propia identidad con particular fuerza.
Espino es un artista que pudo desprenderse de la inmediatez y llegar a la esencia de su visión, de elementos cada vez más sencillos, cada vez más austeros y despojados, para sumarlos en construcciones de exquisita simpleza, pero a su vez, valga la paradoja, de intricando camino, no fácilmente accesible. Observar a Espino es saber limpiar la mirada para poder llegar a la sutileza de esos gestos mínimos, perfectos, a la suma de dos, tres elementos que se apoyan en atmósferas plenas, rotundas, pero sutiles, para invitarnos a la reflexión más intimista.
Obras como Pintura 7 o La iglesia, nos remiten a construcciones de trama equilibrada, perfecta, de negro, blanco, siena, rojo, y nada más.

Austeridad de elementos, de colores para lograr abrir un universo de infinitas visiones.
Sus últimos trabajos se tornan más sencillos en apariencia, pero ahí destaca la perfección de su manejo en la búsqueda de propuestas sólidas y respuestas que lo dicen todo con casi nada.
Espino es el pintor mágico de Santa Fe, la ciudad de los ríos y los bajos, de los arenales costeros, de las soledades infinitas, de la angustia que fue acumulando en sus cuatro siglos de historia. Espino retrata como pocos esa esencia. También la de su propia soledad y grandeza.

EL TACTO QUE SENSIBILIZA LA MATERIA
Por Juan B. Walpen

El arte abstracto, como es sabido, es un intento de independizar el arte de toda relación con las imágenes de la realidad visual.”
Antoni Tàpies

Fernando Espino es un artista cuya obra se torna obligatoria al momento de abordar la historia del arte santafecino. La producción de Espino es realmente singular. Por un lado habita en ella una multiplicidad de lenguajes estéticos que el artista maneja a la perfección. Hay claras referencias desde el expresionismo abstracto hasta el poor art. A sí mismo, esta se torna disruptiva respecto a las corrientes estéticas que primaban en Santa Fe desde finales de los 50 hasta principios de los 80. Un lenguaje “litoraleño” permeaba las obras y daba origen al Grupo Litoral en Rosario, encabezado por Gambartes y Grela, y al grupo Setúbal en Santa Fe (en referencia a la Laguna que bordea el este de la ciudad) donde confluían Supisiche, Molinas y muchos más. En Demian de Herman Hesse se lee: “… no estábamos separados de la mayoría de los hombres por frontera ninguna, sino por una visión distinta.” Espino posee una visión distinta del manejo de la materia y de la forma, sus composiciones son una nueva forma de sugerir.

No es necesario mencionar que la crítica de arte se vale de ciencias auxiliares para lograr un análisis complejo y lo más extenso posible. Se vale de la semiótica, la historia social, la sociología de la cultura, también del psicoanálisis. Sin tener la necesidad de ser psicoanalista, la obra de Espino desnuda el lado intimista e introvertido de su personalidad. Manejaba a la perfección los formatos pequeños, una obra de Espino se reconoce a la distancia. Hay intimidad, mucha. Hay mucho de él en cada obra, hay momentos en donde su obra traslada a aquellos estados elementales el ser humano.

En lo personal, existen obras de Espino que me remiten a las primeras expresiones artísticas de la humanidad. A esos momentos en donde ésta intentaba darse respuestas a sus primeras preguntas existenciales, a ese primer contacto con la metafísica, con la magia y con las primeras religiones. Antoni Tàpies afirma: “me falta la huella de la mano del artista, el “milagro” del tacto que sensibiliza la materia”. Creo que Espino ha encontrado la forma milagrosa de lograrlo.
La muestra podrá visitarse en los días y horarios habituales del museo:martes a viernes de 8 a 12y 17 a 20. Sábados, Domingos y Feriados de 17 a 20hs. Para Solicitar visitas guiadas o informes, dirigirse al (0342) 4573577 o a info@mpba.org.ar