Inicio > Exposiciones > Pasadas

INTIMIDADES

Exposición con el auspicio de la Fundación NBSF y la curaduría de Fernando Farina. Desde el 11 de septiembre
Organizada por la Fundación Nuevo Banco de Santa Fe, se presenta la exposición Intimidades, que reúne un conjunto importante de obras de destacados artistas contemporáneos que tratan una problemática de suma actualidad.

La exposición, curada por Fernando Farina, incluye instalaciones, fotografías y videos de Ananké Asseff, Eugenia Calvo, Matías Candela, Ana Gallardo, Adriana Lestido, Sebastiano Mauri, Diana Schufer, Lila Siegrist, Rosana Storti y Martín Weber.

Farina destaca en su prólogo: “Es un tiempo en el que muchos deciden darlo todo a ver. Un tiempo obsceno. De hacer público lo privado. En el que proliferan las imágenes y los videos personales en la red, y los medios desnudan a los personajes. Un tiempo de reality show, donde el espectáculo se configura en posibilidades como inventarse una vida, plena de excepcionalidades. Donde exponerse resulta natural. Sin embargo la sensación es que todo es superficial, que en realidad hay otras imágenes, así como sentimientos, frustraciones, cosas muy íntimas, que nunca se muestran. Y entonces, la transparencia se opaca. No solo porque al elegir una foto u otra estemos ocultando sino también porque cada vez somos más conscientes de que el retrato nunca nos contiene y empezamos a darnos cuenta de la imposibilidad de representarnos, de decirnos. Aunque esta situación lo atraviesa todo, desde el arte la mirada es distinta. Todo se cuestiona y una manera es poner en evidencia lo que no se ve o lo que no se piensa. Se trata de lanzar interrogantes, que se profundizan a la hora de mostrar aquello que se escapa a la vida-espectáculo pero también apunta a detalles que en ocasiones ni siquiera se suelen reconocer como importantes. Hay revelaciones, corrimientos, deconstrucciones. Distintas formas de abordar las cosas que nos pasan. Pero también desde el arte se puede inventar para decir aquello que se nos escapa. Esta operación, marcada por la estrategia de mentir, pareciera no tener nada especial; sin embargo hay una forma del decir, de causar un extrañamiento -aquello que llamamos poética-, que da una posibilidad de vivir otra cosa. El arte se mete en cuestiones inconfesables, se reconoce limitado para cambiar algo y seguramente menos eficaz que cualquier otro medio para hacerlo, pero aun así, aunque pareciera contradictorio, la potencia de las obras reside en la honestidad brutal, en la búsqueda de los artistas de presentar las intimidades más sentidas, más reservadas, las de las vivencias cotidianas y los secretos más íntimos; las creencias, los sueños, los deseos.”