Inicio > Exposiciones > Pasadas

LA FUENTE DE LOS DESEOS

La reconocida autora Nydia Andino presenta, desde el 11 de septiembre, sus nueva exposición
Nydia Andino es una de las más queridas artistas plásticas santafesina. Su quehacer es incesante y el resultado de su trabajo embriaga de placer cuando el espectador los observa. Su obra crece día tras día y una cuidada selección de ella se podrá apreciar en la muestra La fuente de los deseos.

De acuerdo a Stella Arber ..."Produce sus retratos implicada en el respeto de los límites que le impone la materia pictórica y, a la vez, en la osadía de manejarlo con desenfado, ha entablado un fecundo diálogo con la técnica que usa para sacarle el mejor partido, lo hace desde el derroche de energía que se manifiesta en la exageración de los gestos y la fuerza que aplica en la violenta oposición de los tonos, la actuación simbólica del color se convierte a su vez, en el elemento esencial para manifestar la convulsión interior de su notorio éxtasis expresivo.
Se adivina en su obra una lograda amalgama de expresión visual y procedimiento claramente inclinado hacia el expresionismo neofigurativo, conmoviendo desde sus imágenes contundentes y de alto impacto visual. Develadoras apariencias, donde interior y exterior de cada rostro, dejan de ser elementos intencionalmente diferenciados para mixturarse, casi descarnadamente, en empastes atrevidos, de fuertes colores en lugares inesperados, dejando entrever zonas ocultas, que se pueden apreciar en la profundidad de los rasgos logrados"


Por Leo Scheffer

Tiro de espaldas una moneda a la fuente cerrando mis ojos fuertemente, para que el deseo se cumpla, para creer en la magia del agua atrapada. Camino sin darme vuelta, sin mirar donde cayó la moneda, pensando en el deseo, en el deseo de ti, en el deseo de volar, en el deseo que esto nunca se acabe.
Me quedo murmurando (¿Qué es el deseo?) y una florista me escucha y dice con el tono de voz que tienen los vendedores ambulantes "es la consecuencia final de la emoción sumada al sentimiento" y me regala un clavel que llevo ridiculamente en las manos.
La manzana, esa fruta representa el deseo...pero no en todo el mundo. "Es quizás una mezcla de expectativa que deriva de la ansiedad" me dijo una señora que paseaba el perro, fue a ella que le dejé el clavel.
Es inagotable la cantidad de deseos que mueven al mundo. ¿Por qué no construimos más fuentes?